abogado penal

¿Cual es la labor del abogado penalista?

CONSULTA GRATIS. En derecho penal es mejor guardar silencioLa labor del abogado penal puede llevarse a cabo tanto en el papel de la defensa como llevando a cabo la acusación, esto es, defendiendo a la víctima. No quiere decir, ni mucho menos que cuando ejercemos la defensa lo hagamos siempre de una persona culpable, si esto fuera así no habría procedimiento y bastaría con acusar a alguien para que posteriormente el juez o tribunal redactara una sentencia condenatoria. Pero es que además en los casos en los que efectivamente ejerzamos la defensa de una persona que finalmente es encontrada penalmente responsable de algún hecho, hemos, los abogados penalistas, realizando la función de contrapeso fundamental para garantizar los derechos de los imputados.

Este contrapeso no es baladí pues nos oponemos a toda la fuerza y poder del Estado (y de la acusación particular si la hubiera) por lo que en ocasiones, cuando en conversaciones distendidas nos comentan o preguntas del cómo es posible que esta o aquella persona halla sido absuelta cuando es claro que es culpable, no podemos por menos que pensar, cuando no decir directamente al interlocutor, que si el Estado con todos sus medios, engranaje implacable, en muchas ocasiones rozando la conculcación de Derechos Fundamentales de los acusados, jueces, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Fiscales etc, no ha sido capaz de demostrar la culpabilidad de esa persona ¿qué nos puede hacer pensar que es culpable la persona que ha sido acusada?.

Antes de seguir, deseo hacer una matización; el abogado penalista es el letrado que se dedica al Derecho penal, que es regulado por el Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal principalmente, no se trata como a veces nos preguntan personas legas a los letrados que nos dedicamos al ámbito penal, que defendamos a “delincuentes”, sino a ciudadanos que, hasta que no se dicte sentencia firme condenándolos, no son culpables.

abogado de penalLos abogados dedicados al Derecho Penal deben conocer también el Derecho Penitenciario, aunque no se trate de su propia materia. Deben al menos conocer temas básicos.
Así es también fundamental saber qué condenas podrán ser sustituidas o suspendidas. Tengamos en cuenta que el jugar a una sola carta, la de la absolución no es una buena idea, entre otras cosas porque los abogados suelen ser optimistas respecto de los asuntos que les son encomendados y el tener previsto, en caso de que no se nos de la razón en todo en el fallo de la sentencia, el que sus consecuencias sean las menores posibles es muy valioso. Debemos además tener en cuenta que habrá asuntos e los que una victoria será minimizar la condena y si esta puede no cumplirse mejor.
La mejor ayuda del abogado penalista: su cliente.

La mejor Ayuda del abogado penalista: su Cliente

Normalmente cuando un cliente se ve incurso en un procedimiento penal como acusado, se encuentra ante una situación que no va a saber gestionar. No digamos nada de si se encuentra en situación de detenido. Recordemos que frente a nuestro cliente, que normalmente no conoce esta situación ni está entrenado para ella, se encuentran los cuerpos policiales que son profesionales, están formados y a diario manejan este tipo de asuntos. Esto es importante pues uno de los motivos de mayor quebraderos en la causa que se encuentra el abogado penalista son las declaraciones de su cliente. Unas veces desean declarar en sede policial pues al creerse cargados de razón piensan que con contar su verdad, en la que reconocen determinados hechos que para ellos mismos no revisten reprochabilidad penal, que con ello podrán solventar el problema llegando incluso a pensar que con esa declaración finalizarán sus problemas y el caso no seguirá a delante contra ellos. Otras que son las peores, porque hasta el momento de la declaración (han estado aislados y las escasa comunicaciones han sido con la Policía) han ideado una declaración, basándose en vaya usted a saber que película o vivencia, que incluso en su interiorización para ser más convincentes intentan en un primer momento hacer creer también a su abogado, y aquí debemos detenernos un momento; en la confianza que trasmite el letrado al cliente, pues en muchas ocasiones es culpa nuestra, el no saber transmitir correctamente al justiciable quien debe asumir la dirección del asunto. Pues bien estas declaraciones serán una losa en el procedimiento. Por lo que la regla general será NO declarar.
Sobre todo NO SE DECLARE CULPABLE. Es imprescindible que converse con un abogado PENALISTA, tan pronto como sea posible para que pueda explorar sus opciones y darse cuenta de las posibilidades de defensa que usted tenga y exponérselas. NO haga caso del “asesoramiento legal” de los miembros de la Policía o Guardia Civil, no están (en este caso) para ayudarle sino para realizar el trabajo para el que han sido entrenados y por el que les pagan, que es investigar y reunir pruebas. Muchas veces, hay muchas cosas que no se quiere que usted sepa, por ejemplo, que no hay apenas pruebas contra usted o que no se puede disponer de los testigos necesarios para que su caso pueda ser admitido por un juez o pueden tener serios problemas probatorios que acrediten cada elemento del delito.
¿Deberá declarar cuando sea puesto a disposición judicial? pues depende. Desde luego lo que es claro es que se “condenan” muchísimos más clientes por esta primera declaración que por acogerse a su derecho a no declarar (y no digo siempre pues aunque la doctrina tiene ampliamente asentado que la no declaración no debe perjudicar al acusado, algunos jueces no lo saben o no desean aplicarlo)
En esencia, esta limitación de la información se construye con el fin de evitar cualquier mala interpretación de las declaraciones o errores de un acusado puede hacer por hacer declaraciones o tomar cualquier acción impulsiva por su cuenta sin la ayuda de un abogado.

Que debe poder ofrecerle su abogado penalista:

penalista abogado¿Me han denunciado? ¿me están investigando?.
Su abogado debe poder ofrecerle una investigación de su asunto o posibles asuntos, se trata de un servicio de investigación de los asuntos penales en los que aún no se han presentado acusaciones o denuncias formales.
Durante las diligencias policiales de investigación, los agentes de la policía tratarán de reunir las pruebas condenatorias suficientes y obtener declaraciones incriminatorias de la persona que investigan. En muchos casos es una tarea difícil pero es importante saber si existe una investigación sobre su cliente (puede haber escuchas telefónicas o seguimiento de las comunicaciones a través de internet, o incluso del trabajo en el PC o el dispositivo que utilice el cliente con acceso al a red, desarrollándose en ese momento que en el futuro constituyan prueba para condenar) pero como ya digo en muchas ocasiones puede ser muy difícil pues los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado son profesionales y su cliente seguramente no sospeche, por lo que no podrá ponerle en preaviso.
Durante el tiempo que duren las diligencias
Además de la dirección letrada y todo lo que conlleva (hablamos de ello en otro punto) deberá llevar a cabo una investigación para reunir todas pruebas favorables, todos los testigos favorables posibles y obtener declaraciones beneficiosos de estos y si es posible participar en negociaciones preliminares para llegar a acuerdos, conformidades beneficiosas, para resolver el asunto de la mejor manera posible , para reducir las penas solicitadas o para evitar en última instancia, la condena.

Los cambios que vienen en Derecho Penal

Nuestro derecho penal esta afrontando, grandes cambios, algunos de ellos fallidos, y con otros nos encontramos aún abogados penalistas a la expectativa; así por ejemplo la ley del tribunal del jurado; en la que muchos
habíamos depositado importantes esperanzas de un cambio en nuestro sistema, que al tiempo de acercarlo a la sociedad, lo hiciera mas moderno, ha sido poco a poco demolido, con las reformas que se le han introducido a este procedimiento, ha sido vaciado de contenido; lo que vuelve a demostrar que un buen texto,puede ser transformado con las interpretaciones del Tribunal Constitucional.
La novedad que introdujo la atribución de responsabilidad penal a las personas jurídicas, tampoco ha transformado en nada el ámbito penal y su realidad cotidiana en los juzgados.
Ahora nos encontramos a la espera de la entrada en vigor de una nueva ley de procedimiento procesal penal, la cual terminara de encajar algunas piezas de este puzzle que habían quedado en difícil equilibrio.

LA CONFORMIDAD PREMIADA EN ALGUNOS DELITOS

La reforma del la Ley de Procedimiento Criminal promete grandes avances entre ellos yo destacaría la posibilidad de la conformidad en cualquier tipo de procedimiento.
La conformidad premiada en los procedimientos llamados por juicio rápido ha demostrado ser una eficaz herramienta.
En muchos países de nuestro entorno cuentan los abogado penalistas con una figura muy amplia en cuanto a conformidades premiadas que hacen que no se lleve a cabo el procedimiento completo, así en Portugal por ejemplo se puede llegar a reducir la condena a la mitad si se llega a una conformidad antes del juicio.
Como todos sabemos la nueva ley rituaria del derecho penal traerá el cambio en algunas acepciones así el que hasta ahora conocemos con el nombre de imputado pasará a llamarse investigado, al parecer en la sociedad actual el término imputado conlleva ya cierta condena, lo que quebrantaría de inicio su “buena fama” y por supuesto en la presunción de inocencia.
Por no mencionar la desaparición de muchas de las figuras penales como son las faltas, que ocupan gran parte del tiempo de los juzgados de instrucción, los consiguientes juicios de faltas dando así muestra de ser el derecho penal la ultima ratio.
Al mismo tiempo se viene desde tiempo avisando a los abogados penalistas de la desaparición de la figura del procurador. Los penalistas sabemos de la importancia relativa de esta figura en muchos casos.

¿ DONDE ESTÁN LOS MEJORES ABOGADOS PENALES EN ESPAÑA ?

El derecho es el conjunto de leyes, resoluciones y reglamentos que conforman un sistema normativo que regula la conducta humana dentro de la sociedad, y tiene como base los principios de justicia y en un plano más profundo y complejo, de igualdad.
El derecho penal es la rama de esta disciplina que estudia el conjunto de normas jurídicas que definen diversas conductas jurídicas, para la aplicación de sanciones a quienes cometen infracciones, delitos o faltas.
El derecho penal moderno nace en España, al igual que en el resto de Europa, a finales del siglo XVIII y principios del XIX, bajo las ideas de la Ilustración. El Derecho penal del Antiguo Régimen era fragmentario, cruel y poco definido. Hay tres misiones importantes a seguir por el derecho penal, la protección de los bienes jurídicos ante posibles amenazas o puestas en peligro, la protección de valores ético-sociales, en la medida en que en ellos estén incluidos los bienes jurídicos y la prevención general confirmando el reconocimiento normativo.
El derecho es un todo en el cual es imposible, separar totalmente unas normas de otra, por lo que al momento de su aplicación se divide en diferentes ramas. El derecho penal está vinculado con cada una de ellas. El derecho constitucional, ya que la constitución establece las bases y señala los limites por los que se debe regir el derecho penal. El derecho civil, muchas de las nociones aplicadas en el derecho penal provienen o son definidas en el derecho civil. Derecho administrativo, protege la actividad administrativa y el derecho penal sanciona todo acto que atente contra su debido funcionamiento.
Es de suma importancia el derecho en una sociedad, ya que este establece las normas y limites por las que deben regirse los individuos y a la vez su conducta. El derecho penal no solo se enfoca en establecer la buena conducta de la sociedad, sino también de aplicar sanciones para corregir dicha acción.
Una sociedad sin reglas y límites establecidos no pudiera funcionar bien, y seria confuso actuar ante cualquier situación.
Un abogado penalista es un profesional del derecho que ejerce en una causa ante los tribunales penales, como defensor o acusador profesional. Su representación consiste en idear de manera estratégica la defensa o acusación de su cliente, para probar ante los jueces con argumentos y pruebas que este tiene la razón. No existe un número máximo de pruebas, documentos oficiales, inspecciones o testigos que pueden ser presentados en un juicio para probar la veracidad de la versión del representado.
Para ejercer esta profesión se requiere de una gran preparación profesional, carácter para soportar la presión a la que a menudo son sometidos de acuerdo a la posición en que se encuentre su cliente y a la vez humano y comprensivo.
El derecho penal cuenta con una serie de características:

  • Es público, ya que tiene como objeto el logro de la paz social mediante la incriminación de conductas que resultan dañinas al interés colectivo.
  • Es autónomo, es decir, no depende ni complementa a otra rama del derecho. Es normativo en el sentido de que la materia de su estudio se encuentra vertida en las normas penales.
  • Es contingente, porque pretende regular relaciones humanas en un determinado marco social, espacial y temporal, a efectos de su efectiva aplicación práctica.
  • Es secundario, porque debe construirse como última instancia por su carácter tan radical en la función de mantener la paz social.
  • El derecho penal es finalista. Tiene como fin velar por el respeto de la norma. Para el bienestar común y por ser finalista es un derecho destinado a corregir.
  • Es Valorativo, también se evidencia el carácter valorativo del Derecho Penal en el hecho de que la conducta desplegada por el sujeto activo de delito debe ser estudiada y evaluada a la luz del proceso, para determinar si realmente esa conducta aparentemente dañina es constitutiva de delito.

Los principios que deben regir el derecho penal deben estar en unas normas rectoras, que sean reconocidas como principios rectores de una legislación penal, por su fundamental sentido del derecho penal, el cual debe estar guiado por normas rectoras y donde se encuentran preceptos orientados en la legalidad, tipicidad, antijuridicidad y culpabilidad, que poseen el doble carácter de principios del derecho penal y elementos del concepto general e institucional de delito.

El derecho penal se rige por una serie de principios, como lo son:

  • El principio de legalidad,
  • El principio de intervención mínima,
  • Principio del hecho,
  • Principio de culpabilidad
  • Principio de humanidad de las penas.

Los elementos del derecho penal son:

  • el delito (como presupuesto de la aplicación  de una pena o como presupuesto de la aplicación de una medida de seguridad).
  • Consecuencias jurídicas, que se dividen en: Pena, sanción jurídica privativa/limitadora derechos del culpable. Medida de seguridad, tratamiento terapéutico preventivo reincidencia.
  • La responsabilidad civil derivada del delito, la reparación del daño causado por el delito, justicia restaurativa y mediación penal.

En España no hay duda de que uno de los nombres que más rápidamente nos viene a la cabeza al hablar de abogados penalistas es el de José Martín. Este letrado defensor ha conseguido destacar de una manera muy sólida en juicios que han protagonizado importantes titulares. Fue responsable de obtener la absolución para dos funcionarios que habían sido acusados de delito fiscal y prevaricación, y cuyo destino no estaba claro cuando comenzó su juicio.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1votaciones: promedio alcanzado: 5,00 de un máximo de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *