competencia territorial civil

AUTO SOBRE COMPETENCIA TERRITORIAL EN MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

AUTO 

En Madrid  a 1 de julio de 2013

ANTECEDENTES DE HECHO

ÚNICO.- Se ha interpuesto demanda de modificación de medidas definitivas que afectan a una menor instada por D. frente a Dña., con residencia en la localidad de Motril. La Diligencia de Ordenación de 17 de julio de 2013 ha acordado oír a la parte actora y al Ministerio Fiscal para que efectúen alegaciones sobre una falta de competencia territorial. El actor ha sostenido la competencia de este juzgado.El Ministerio Fiscal ha informado que la competencia territorial la ostenta el partido judicial de Motril.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.– El artículo 769.3 LEC establece que en los procesos que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados por un progenitor contra el otro en nombre de los hijos menores, será competente el Juzgado de Primera Instancia del lugar del último domicilio común de los progenitores. En el caso de residir los progenitores en distintos partidos judiciales, será tribunal competente, a elección del demandante, el del domicilio del demandado o el de la residencia del menor. En el presente procedimiento, de la documental aportada parece desprenderse que el actor reside en la localidad de Parla (Madrid). Por otra parte, la demandada y la hija menor de los litigantes residen en la localidad de Motril. El precepto anteriormente indicado establece que en el caso de residir los progenitores en distintos partidos judiciales, será tribunal competente, a elección del demandante, el del domicilio del demandado o el de la residencia del menor. El actor ha manifestado que la competencia territorial la debe ostentar el juzgado de Madrid. Con independencia de que en este partido judicial de Madrid se tramitará el procedimiento de guarda y custodia y una ulterior modificación de medidas, es procedente declarar la falta de competencia territorial de este juzgado. Con independencia de que ninguno de los litigantes tiene vinculación con este partido judicial, resulta aplicable el 769.3 LEC, por lo que procede declarar competente el juzgado del domicilio de la demandada y de la menor, porque se ha acreditado que los litigantes residen en distintos partidos judiciales y que la menor y la demandada residen en la localidad de Motril.

SEGUNDO.– El Tribunal Supremo en numerosas resoluciones ha establecido que el juzgado competente en procedimientos de guarda y custodia y alimentos de menores es el de la residencia de los mismos. El auto del Tribunal Supremo de 9 de abril de 2013 establece que esta Sala en Auto de fecha 17 de junio de 2008 Rec 185/2007 establece: “El artículo 769 LEC 2000 a fin de atribuir la competencia para conocer de los procesos a que se refiere el Capítulo IV del Título Primero del Libro Cuarto de aquella norma, establece criterios diferentes según los mismos tengan por objeto situaciones de crisis matrimonial o versen exclusivamente sobre guarda y ADMINISTRACION DE JUSTICIA custodia o últimamente alimentos relativos mencionados y para a hijos el caso menores. En de residir los progenitores en distintos partidos judiciales como aquí sucede- se concede opción al demandante entre el Tribunal del domicilio del demandado o el de residencia del menor.

 Evidentemente la distinción a que nos referimos que coincide con la regla de competencia que para las acciones relativas a la asistencia o representación de incapaces fija el artículo de la misma Ley encuentra su fundamento en la circunstancia de que la tutela de los intereses de los menores -como la de los incapacitados- se obtendrá más fácilmente ante los Juzgados de sus propios domicilios, evitándoles los dispendios y trastornos que generalmente suele comportar el sostener el Litigio en puntos alejados del mismo.” , y en la misma línea el Auto de esta Sala de 29 de enero de 2009 Recurso 211/2008 : ” Con la atribución de la competencia al Juzgado del domicilio de la demandada y de los menores, se cumple con el principio constitucional de la tutela judicial efectiva en cuanto evita desplazar a los menores a lugar distinto de donde viven. En cualquier caso en ausencia de norma específica, la tesis de que en materia de menores por razón del interés de estos la competencia viene determinada por el lugar de la residencia de los menores coincidiría en el presente caso con lo establecido en el art 50.1 de la LEC ya que al ser los abuelos los que reclaman las visitas los menores son los demandados.

Por todo esto, y de conformidad con el principio de supremacía del interés del menor que proclama con carácter general el art 2 de la Ley Orgánica 1/1996 de 15 de enero de Protección Jurídica del Menor, acreditado que los progenitores residen en partidos judiciales distintos y que la demandada y los hijos menores residen en Sevilla procede declarar la competencia territorial del Juzgado de Primera Instancia n° 23 de dicha localidad. Esta doctrina jurisprudencial debe ser aplicada al presente procedimiento.

PARTE DISPOSITIVA

Se acuerda declarar la falta de competencia territorial de este órgano judicial para conocer de la demanda promovida por D. frente a Dña. Se considera territorialmente competente al Juzgado de Primera Instancia de Motril. Remítanse al Juzgado Decano de la circunscripción declarado competente las actuaciones, interesando acuse de recibo, con emplazamiento de las partes para que en el término de diez días comparezcan ante dicho tribunal. Líbrese la correspondiente certificación literal de esta resolución, que quedará unida al procedimiento, llevándose el original al libro de su razón.

Contra la presente resolución no cabe recurso alguno conforme a lo dispuesto en el arto 67.1 LEC. Así lo acuerda y firma D, Magistrado- Juez del Juzgado de Primera Instancia n° De Madrid. Doy Fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *