Recurso de Reforma y subsidiario de Apelación frente a ingreso en prisión

MODELO DE RECURSO DE REFORMA Y SUBSIDIARIO DE APELACIÓN FRENTE A AUTO QUE DECRETA EL INGRESO EN PRISIÓN PROVISIONAL.

Juzgado de Instrucción n.º …………recurso contra auto de ingreso en prision

Diligencias Previas ………………/……………

………., a……………

AL JUZGADO

D. ………., Procurador de los Tribunales y de DÑA. ………., según tengo debidamente acreditado en las diligencias arriba referenciadas, ante el Juzgado comparezco y DIGO:

Que habiéndonos sido notificado, el día de su fecha, auto de ese Juzgado, de ….. de ………. de ……., por el que se decreta la prisión provisional comunicada y sin fianza de mi representada, por medio del presente escrito y al amparo del artículo 504 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, vengo a interponer RECURSO DE REFORMA Y SUBSIDIARIO DE APELACIÓN contra el citado auto, en atención a las siguientes:

PRIMERA. Alegamos, en primer lugar, el carácter de indudable excepcionalidad que reviste la prisión provisional, frente a la normalidad de la libertad, con o sin fianza, del imputado. Esta excepcionalidad deriva, en primer lugar, de nuestro Texto Constitucional.

La libertad es el valor supremo de nuestro ordenamiento jurídico (art. 1.1 de la Constitución Española), que ha de tutelarse en términos de realidad y efectividad (art. 9.2 CE), interpretándose los derechos fundamentales de la persona como centro y fundamento del orden político y la paz social (art. 10.1 CE) y de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y Acuerdos Internacionales ratificados por España (art. 10.2 de la CE).

Pues bien, tanto el art. 9.3 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (la prisión preventiva de las personas que hayan de ser juzgadas no debe ser la regla general …), como el art. 9 de la Declaración Universal de Derechos del Hombre establecen la excepcionalidad de la prisión provisional frente a la libertad.

Esta misma excepcionalidad ha sido recogida por el Tribunal Constitucional (Ss. 41/82, de 2 de julio y 32 y 34/87, de 12 de marzo), que afirma que en la interpretación de esta norma excepcional deben regir los principios materiales y formales in dubio pro reo libertate, in dubio libertas, generaliter lex generalis accippi debet y exceptio strictissimae interpretationes est, de modo que, en caso de duda, siempre debe optarse en contra de la prisión y a favor de la libertad, con o sin fianza.

SEGUNDA. No aparecen en la causa, al contrario de lo que establece el auto que ahora recurrimos, dicho sea en términos de estricta defensa, motivos bastantes para creer responsable criminalmente de delito ninguno a mi representada, por cuanto ésta ha reconocido se limitaba a recibir los documentos que le enviaba la empresa ………., S. A. y contabilizarlos, funciones para las que ………., S. A. había contratado al gabinete legal en el que trabajaba mi representada.

Por otro lado, no puede fundamentar la decisión de decretar la prisión de mi representada, dicho sea con el debido respeto, la simple afirmación de que ésta no ha demostrado su inocencia en la declaración prestada a presencia judicial, por cuanto el principio de presunción de inocencia consagrado en el art. 24 de la Constitución Española opera también en el sentido de que, si existieren dudas sobre la responsabilidad criminal del imputado, no corresponde a éste el resolverlas por medio de una suficiente prueba de descargo, sino que ésta es labor de la acusación. Por ello, si tales dudas no han sido desvirtuadas y eliminadas por quien tiene el onus probandi, aquéllas han de resolverse en favor de la libertad provisional, con o sin fianza, y en contra de la prisión provisional.

Se aduce en el auto, también, como fundamento de la medida de prisión que ésta viene determinada en evitación de destrucción u ocultación de pruebas.

Interesa poner en conocimiento del Juzgador que no está a disposición de mi representada ninguna documentación de las operaciones que, como empleada, realizaba para los clientes de gabinete legal o para ………., S. A., y que de existir estarán en las oficinas de dichas entidades, por lo que la prisión de Dña. ………. ni evita ni deja de evitar la destrucción u ocultación de pruebas.

TERCERA. Junto a la excepcionalidad de la prisión provisional, se destaca también su provisionalidad, ya que sólo puede ser establecida o mantenida cuando sea estrictamente necesaria y en ningún caso aplicándose con fines punitivos.

Pues bien, a este respecto, queremos indicar que mi representada es la primera interesada en el absoluto y total esclarecimiento de los hechos, y que se halla dispuesta a comprometerse con cualesquiera medidas cautelares que establezca el Juzgado para asegurar su comparecencia.

Además, ningún peligro hay de que la DÑA. ………. pueda intentar eludir la acción de la Justicia española, máxime si tenemos en cuenta que se halla separada y tiene a su cargo ….. hijos de cortísima edad, ….. y ….. años.

Esta circunstancia, entendemos debe motivar una reconsideración por parte del Juzgado de la situación de prisión provisional acordada, no sólo por el hecho antes apuntado de que mi representada difícilmente va a intentar eludir la acción de la Justicia en tales condiciones, sino, además, por elementales razones humanitarias, ya que la repentina e inexplicable ausencia de su madre cuando tanto la necesitan, sin duda alguna va a influir muy negativamente desde un punto de vista psicológico en los hijos de mi patrocinada.

Creemos sinceramente que ninguna razón de Justicia, y más aún cuando puede asegurarse la instrucción del procedimiento y la asistencia de mi representada a juicio con otros medios menos gravosos, ninguna razón de Justicia puede, decimos, prevalecer sobre tales condicionantes.

En conclusión, el mantenimiento de la situación de prisión provisional de mi defendida carece en absoluto de sentido, por cuanto ésta se halla dispuesta a asegurar su puesta a disposición del Juzgado mediante la prestación de la fianza que éste estime oportuna, la presentación periódica ante la autoridad que se determine, la aportación de su pasaporte o cualesquiera otras medidas cautelares.

Por todo lo cual, e invocando los arts. 503 y 504 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y demás disposiciones concordantes, así como la consolidada jurisprudencia del TC respecto de la prisión provisional (Sentencia 128/1995 de 26 de julio) que establece lo siguiente:

Es palmario que la adopción de una medida cautelar excepcional de esta trascendencia requiere la consideración de elementos subjetivos………. La constatación de razonables sospechas de responsabilidad criminal opera como conditio sine qua non de la adopción y del mantenimiento de tan drástica medida cautelar (Cfr. TEDH SS 28 Mar. 1990, 26 Jun. 1991, 27 Nov. 1991, 27 Ago. 1992 y 26 Ene. 1993) que, además, en cuanto particularmente gravosa para uno de los derechos fundamentales más preciados de la persona, queda supeditada en su aplicación a una estricta necesidad y subsidiariedad que se traduce tanto en la eficacia de la medida como en la ineficacia de otras de menor intensidad coactiva y queda también gobernada por los principios de provisionalidad (Cfr. TC Pleno S 71/1994 de 3 Mar.) en el sentido de que debe ser revisada si cambian las circunstancias que dieron origen a su adopción (Cfr. TC 1. S 8/1990 de 18 Ene.), y de proporcionalidad, como limitativo tanto de su duración máxima como de la gravedad de los delitos para cuya efectiva sanción y prevención pueda establecerse,por lo que

SUPLICO AL JUZGADO que teniendo por presentado este escrito, lo admita, y en su virtud, tenga por interpuesto en tiempo y forma RECURSO DE REFORMA Y SUBSIDIARIO DE APELACIÓN contra el Auto de fecha ….. de ………. de …… por el que se acordaba la prisión provisional de mi representada y, previos los trámites oportunos, revoque el citado auto, dictando otro en su lugar, en el que se acuerde la libertad provisional de DÑA. ………., con las medidas cautelares que se estimen oportunas.

Todo ello por ser de Justicia que pido en ………. a ………..

Fdo. ………. Fdo. ……….

Colegiado n.º ………. Procurador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *